viernes, 19 de abril de 2013

Jani Schofield, esquizofrenia al nacer



January 'Jani' Schofield nació el 8 de Agosto del 2002, en California, y a los seis años de edad fue diagnosticada como el caso más severo de esquizofrenia recogido hasta la fecha. Lo cierto es que, Jani, nació con esquizofrenia. 

Sus padres, Michael y Susan Schofield, han tenido que pasar por auténticos calvarios para que los profesionales los escuchasen, así como conseguir adaptar lo máximo posible sus vidas a las circunstancias a las que se enfrenta Jani, que debido a su corta edad no se la pueden inscribir en ningún hospital psiquiátrico. 


Según el Instituto Nacional de Salud Mental, la esquizofrenia es un trastorno crónico e incapacitante del cerebro que pueden causar que una persona escuche voces y malinterprete la realidad. En algunos casos, los pacientes esquizofrénicos aseguran que la gente está conspirando para hacerles daño, lo que causa extrema agitación o depresión.

Jani puede ser más joven que el resto de las personas con esquizofrenia, pero se enfrenta a los mismos demonios. En su caso, además de su hiperactividad y súbitos arranques de violencia, Jani sufre de alucinaciones bastante peculiares, que a veces pueden llegar a ser extremadamente peligrosas para su salud y la de los que la rodean.

En medio de su enfermedad, Jani ha visto más de doscientas alucinaciones entre las que se encuentran: las ratas Miércoles, Martes y Domingo; las niñas de su misma edad llamadas 24 horas, 100 grados y 80 horas; los números antropomórficos como 4, 6, 12. El más peligroso es un gato llamado 400, que la obliga a hacer cosas malas. Todos estos seres imaginarios parecen provenir de un mundo fantastico llamado Calalini. Cuando le preguntan por su ubicación, responde que está "en la frontera entre este mundo y mi otro mundo".

Los doctores a
firman que perdió el control de estas criaturas, muchas veces son sus amigos imaginarios los que la controlan a ella. Varios de estos personajes imaginarios son violentos y le suelen ordenar a la pequeña que ataque a su familia y a sí misma. Lo más inquietante es que Jani sabe que está enferma. De hecho, llega a decir que la rata Viernes es una "ratazofrénica" que tiene esquizofrenia como ella.


El coeficiente intelectual de la niña es de 146, pero este 'congestionamiento' en su cerebro la ha mantenido aislada del mundo. Algo que sus padres descubrieron es que la pueden entretener brindándole toda clase de datos irrelevantes para su edad; las abreviaturas de la tabla periódica de elementos, notas sobre la historia del imperio romano, etc. Datos que a su vez usa para bautizar a sus nuevos amigos imaginarios. Jani  se aísla de los demás niños porque decía que ellos eran números 13, y ella un número 17. A medida que pasaba el tiempo, su número aumentó a 19 o 20, y así sucesivamente. Ahora va en los mil millones. "Prefiero tener 16 años. Tengo 14 los fines de semana, jueves, miércoles y martes. Todos los días excepto los lunes".

La esquizofrenia infantil no es muy conocida ni estudiada, pero gracias a sus padres, Oprah, Discovery Health y otros programas, Jani se ha convertido en una cara conocida de la enfermedad mental infantil.
 

Existe un documental de Jani llamado Born schizophrenic (que traducido sería "Nacido esquizofrénico") del 2010, de 60 minutos aproximadamente, que recoge su corta pero intensa vida desde su nacimiento, pasando por su diagnostico y el estilo de vida que la familia Schofield tiene que llevar. Podéis verlo con doblaje latino aquí a continuación.

 



4 comentarios:

  1. Gracias, me ha servido de mucha ayuda para un trabajo sobre enfermedades mentales

    ResponderEliminar
  2. Nací ella mismo día que ella, como es la vida.

    ResponderEliminar
  3. Conozco mucho el tema lo viví, si pudiera hablar con los padres de la niña.
    La solución es definitiva.
    Lo comento pero en privado.

    ResponderEliminar